Cómo Empezar


 
 
 

CÓMO

EMPEZAR

En el mundo de hoy va a ser IMPRESCINDIBLE que estés en formación permanente

hasta el día de tu retiro. Porque quedarse obsoleto significa estar fuera del

mercado. Tenemos que vivir en continuo aprendizaje para estar “en forma”. Lo que

aprendemos hoy se queda obsoleto en muy poco tiempo. Por lo tanto, la formación

va a tener que ser un “menú personalizado y a la carta”.

Partamos de un hecho objetivo: si tienes menos de 50 años, te jubilarás a los 70 (o muy cerca de esa edad). Pero si tienes menos de 30, te retirarás cerca de los 80. Sí, ochenta.

¿Todo esto qué significa? Que tu vida laboral va a ser muy superior a la media de vida de las organizaciones en las que vas a poder trabajar. Sí, vas a tener que cambiar muchas veces de compañía.

Tienes muchas papeletas para terminar trabajando por tu cuenta y vender tus servicios profesionales como autónomo. Según LinkedIn, Estados Unidos tendrá un 43% de profesionales independientes en el 2020 (cuando a finales de los 80 era un 6%).

Surgirán formas más flexibles de colaboración, por ejemplo, por proyectos, de manera que se formen equipos para ponerlos en marcha. Una vez finalizados los mismos, dichos equipos se disolverán.

Es muy posible que te tengas que “inventar” tu propio puesto de trabajo. Verás que haces cosas que hoy no eres capaz de imaginar.

Puede que esta idea te agobie, pero en la Escuela de Inteligencia Directiva lo vemos como una oportunidad.

Por lo tanto, va a ser IMPRESCINDIBLE que estés en formación permanente hasta el día de tu retiro. Porque quedarse obsoleto significa estar fuera del mercado.

Ya sabemos que para tener un cuerpo sano hace falta cuidar la dieta y practicar ejercicio con regularidad (entre otras cosas). Volver al sedentarismo significa que disminuye nuestra calidad de vida y empeora la salud.

Con la parte profesional ocurre lo mismo. Tenemos que vivir en continuo aprendizaje para estar “en forma”. Lo que aprendemos hoy se queda obsoleto en muy poco tiempo. Ya no es como antes, que la vida útil de un MBA era lo suficientemente larga como para amortizar sin problemas su coste económico.

En la Escuela de Inteligencia Directiva hemos pensado que hay que encarar la formación de una nueva forma. Ponemos a tu disposición diferentes cursos. Propios, creados a partir de nuestra experiencia y conocimiento, y ajenos, creados por personas que no pertenecen a nuestra organización, pero cuya calidad y solvencia podemos garantizar.

Tú irás eligiendo “el menú” que mejor se adapte a tus necesidades. Tendrás acceso a una formación flexible que encaje con tus condiciones de vida.  Y formarás parte de una comunidad donde podrás compartir tus conocimientos o dudas. Donde podrás ayudar y ser ayudado por otras personas que, al igual que tú, quieren estar “en forma” (profesionalmente hablando).

¿Por dónde quieres empezar?